Consejos para quienes trabajen de forma remota

Han salido diferentes consejos para aquellos/as que se encuentran trabajando de forma remota en estos momentos. La mayoría que hemos visto bastante útiles y buenos.

Nos gustaría entregarles algunos, que no sólo se enfoquen en cómo ser productivo, sino también en cuidar la salud mental y relacional .

Advertencia! Los consejos de trabajo remoto están en el marco de una crisis sanitaria, por lo que no serían los mismos si nos pudiéramos desplazar libremente por la ciudad. Así que ojo que todas estas recomendaciones son en ese marco, no son para siempre!

  1. Para cuidar la productividad:

Define horarios:

Quizás es medio obvio, pero estar en casa tiene varias tentaciones, como querer quedarse más en la cama, “total, después trabajo hasta más tarde”, o trabajar mientras vemos una serie o los noticieros. Para ser más productivo/a y mantener tu mente en foco es más recomendable que intentes generarte un horario de trabajo, que sí, puede tener varios “recreos”, pero que te los estableces con anterioridad. El trabajo remoto, en general, requiere disciplina y programación, porque justamente eso es lo que nos ayudará a tener tiempos libres también!.

En este horario de trabajo deberemos controlar el uso de las redes sociales (RRSS). Todos estamos viviendo una “avalancha” de información, memes, ideas, reflexiones, etc. por nuestros grupos de whastapp u otras RRSS. Pongámosle horarios también!. Para lo urgente nos llamarán. Y hazlo saber, coméntales a tus amigos/as que estarás trabajando remoto y que a partir de X horas te contactarás y verás todos sus mensajes. Y que si fuera algo serio que por favor te llamen.

El definir horarios también aplica para el equipo y jefaturas. Definan en conjunto las “reglas” que tendrán, por ejemplo: ¿se comunicarán preferentemente por mail a no ser que sea urgente?, ¿qué consideraremos urgente?, ¿hasta qué hora podemos pedirnos cosas?, etc.

Y definan cómo controlarán los avances, para evitar estar muy preocupados/as por el “no saber” o tener que estar contactando a cada momento a otro/a para enterarse de cómo vamos.

Trata de definir un lugar para que sea “tu oficina”:

No siempre los espacios en nuestras casas o departamentos dan esa posibilidad, pero en la medida que puedas trata de designar un lugar para que sea en el cual trabajas. Si puedes, invierte en algún escritorio o silla cómoda. Si no puedes, y vives con más personas conversa con ellas, de modo tal que acuerden qué espacio podría servir y cómo lo harán con los horarios; para que así puedas concentrarte y también no estorbar con las demás necesidades del hogar (aseo, niños, etc.)

Trata de que en ese lugar tengas lo que necesitas, tu cuaderno, unos lápices, etc. Si no, estarás constantemente levantándote y te puedes desconcentrar. Esto incluye nuestro propio cuerpo, hay que prepararlo para el trabajo, por lo cual trata de ducharte y vestirte antes de partir, sino todo puede volverse desordenado para ti y los demás (no es broma que la tentación de trabajar en pijama es alta!).

Por supuesto, incluye el orden del lugar, aunque no lo creas un ambiente físico desordenado puede desordenar tu mente también. O, por otra parte, si estás agobiado/a o confundido/a con algo, ordenar tu ambiente físico podrá ayudar a despejarte.

Entonces, estamos viendo que trabajar remotamente no es sólo sentarse en el computador y listo!

Finaliza tu día laboral

Trabajando desde la casa puedes caer muy fácilmente en el estar 24×7 conectado. Especialmente, si sientes que estás rindiendo. Viene como una “adrenalina” que quieres aprovechar. Pero cuidado! Siempre habrá demanda de trabajo, no todo lo terminaremos en un día, así que habrá que aprender a diferenciar entre lo urgente, lo importante, lo entretenido, etc. será importante… aprovecharás de conocerte!

Así como te propongas empezar a alguna hora, proponte terminar también.

2. Para cuidar la la salud mental y el engagement organizacional:

Procura no quedarte solo/a

Trabajar desde la casa o de forma remota no significa sólo responder correos, “planillar” o diseñar proyectos, también trabajar significa cuidar la “atmósfera laboral”, aunque estemos separados. Por tanto, definan en equipo momentos en que se reunirán “para tomarse un café virtual”, saber cómo están, contarse chistes… lo que suelan hacer en los momentos de descanso en la oficina. También, para ser sinceros/as y compartir el cómo se sienten a nivel emocional con estas dificultades. Servirá, a su vez, para tomar consciencia de lo que han estado haciendo bien. De lo que puedan felicitarse y celebrarse.

Estos son buenos momentos, también, para recordar por qué están haciendo esto, para contactarse con el propósito. Tanto de por qué trabajan remotamente, por ejemplo: cuidar y cuidarse; como del propósito del trabajo específico que estén realizando: por ejemplo “resolver los problemas x que tengan las personas”, “entregar una nueva solución a…”, “aportar a que la empresa prospere y ser más fuertes luego de…”

Evita la sobreinformacion

Estar pendientes de instagram, twitter, facebook, whastapp, la televisión, etc. con toda la información que anda corriendo puede generar mucha ansiedad, y, la ansiedad no nos ayuda a trabajar con foco, ni ayuda a nuestro cuerpo.

Como dijimos arriba, conviene ponerte horarios para conectarte y revisar todo lo que quieras. No estés con la televisión encendida todo el tiempo. El tono, la música, la repeteción del contenido, todo te generará ansiedad.

Mantenerse activo

Tendremos que ordenarnos y limitar el tiempo conectado a algo (computador, televisión, celular, etc.). Aunque sea por pocos minutos conviene que te pares y hagas algunos estiramientos. Mejor aun si destinas parte de tu día a seguir una rutina de yoga, por ejemplo, desde youtube; o te das unos pocos minutos para meditar con infinitas posibilidades que también entrega youtube.

Esto, ya que por mucho que seamos fuertes, debemos pensar en la sostenibilidad de nuestro estilo de vida. La crisis sanitaria pasará pero vendrán grandes desafíos, por lo que es recomendable que vayamos regulando nuestros esfuerzos y generándonos “defensas”.

Si estás con niños/as en casa

La recomendación es similar a las anteriores. Trata de mantener un horario y una rutina. Por ejemplo, pueden dedicar la primera hora de la mañana a desayunar y hacer aseo entre todos/as. Luego serán las horas de trabajo, donde todos/as harán sus deberes, y ya por la tarde pueden definir espacio para juegos, películas, etc. Cada familia verá lo que es mejor para sí, pero la idea es que mantengan una rutina que de estabilidad a los niños/as y a los/as adultos/as.

Mucha suerte a todos/as y para cualquier consulta que tengan, aquí estamos

#online #equipo #trabajoremoto #vasolleno


Deja una respuesta

Tu dirección de correo no se hará público. Sólo la pedimos para poder responderte por interno, si es necesario.

3 × 1 =



Hablemos por WhatsApp

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Puedes ver toda la información en la política de privacidad.